AQUA et TABERNA

ABASTECIMIENTO DE AGUA A ESTABLECIMIENTOS ARTESANALES Y COMERCIALES EN POMPEYA

Financiado por el programa LOGOS de ayudas a la investigación en el área de estudios clásicos de la Fundación BBVA

De forma tradicional, la investigación sobre el abastecimiento y gestión del agua en época romana, se ha centrado para el mundo romano esencialmente en los acueductos, obviando otros sistemas de abastecimiento menos monumentales. Por su parte, el estudio de los usos del agua en la ciudad, raramente ha ido más allá de las termas, la distribución a través de fuentes monumentales o más recientemente la conexión de los espacios domésticos más privilegiados a la red urbana. Sin embargo, estos análisis sólo abarcan un mínima parte de las funciones que tuvo realmente el agua en la ciudad antigua. Entre las que se encuentran sistemáticamente olvidadas se encuentran las genéricamente conocidas como tabernae (concepto que puede abarcar espacios destinados a la producción, venta, la oferta de servicios e incluso la habitación), los mercados o los talleres. En definitiva, espacios productivos o comerciales en los que se desarrollaron actividades en las que en muchas ocasiones el papel del agua resultó fundamental.

El proyecto AQVA ET TABERNA se centra en el estudio de las estructuras que garantizaron el abastecimiento de agua a este tipo de establecimientos en el yacimiento romano donde más fácilmente puede discernirse la funcionalidad de estos espacios y donde mejor se ha conservado el sistema de distribución urbana del agua, Pompeya. Así, el objetivo del proyecto es conocer los mecanismos y estructuras empleadas en época romana para garantizar el suministro de agua a estos espacios y determinar la existencia o no de actividades económicas que de manera generalizada tuvieron garantizada la provisión de agua desde el sistema público.

IP

Elena H. Sánchez López

En la actualidad desarrolla dos líneas de investigación principales. Por una parte el estudio del papel del agua en la producción artesanal romana, analizando aspectos como el abastecimiento, la gestión y el desecho del preciado líquido en diferentes actividades productivas antiguas. Investigación que desde 2015 financia la Universidad de Granada a través de su Plan Propio de Investigación.